A tiro de BTT pocos lugares tenemos tan particulares como el Santuario de la Balma, en Zorirta, que además ofrece varias alternativas para llegar desde Morella, y también para volver. Allí programamos la primera salida con el grupo de BTT Moncada.

Resultó una jornada de BTT muy variada en casi todo, la ruta atraviesa parajes de lo más dispar, desde los altos pelados de Sant Marc en Morella, a los bosques de Pereroles o de Sant Marc de Zorita, luego el tramo fluvial aguas a bajo de la Balma, y de nuevo la ascensión desde el propio pueblo de Zorita hasta Torre Ciprés, y la bajada a Morella, que alternan diferentes tipologías de bosque con los paisajes de altura por encima de los 1.200 metros de altitud. Variado fue también el clima, con un largo e intenso chaparrón incluido para refrescar, (más de lo conveniente), la mayor de las ascensiones. Y variada la compañía, no puede ser de otra forma en un grupo tan numeroso, aún así “chapeau” para todos los participantes que con inmejorable ánimo completaron una ruta dura e itensa.