Sería en abril o mayo pasado cuando quedé con mi amigo Santi de Jeanstrack en que probaría unos pantalones de la colección Urban, el modelo Venice Rince.

La idea era hacer una prueba a largo plazo. Y ver que tal resultan y aguantan el uso.

Los Jeanstrack Venice son pantalones pensados para ir en bici por la ciudad. En una entrada en el blog, en la que me puse un poco filosófico, explicaba el pantalón.

Allí también hay un vídeo de Jeanstrack en el que David Montserrat explica muy bien y en detalle en lo que a características técnicas y eso.

Lo que lees ahora es otra cosa, es el resultado de usarlos durante 9 meses. 

Una puntualización: No soy tan obcecado como Isabel de la Católica, así que durante los últimos 9 meses he llevado estos Jeanstrack Venice Rince, sí, pero también he llevado otras cosas, bastantes más cosas. Y entre tanto los he lavado. Un montón de veces.

Y no se nota nada. O sea están limpios, eso sí se nota, la lavadora va bien. Pero el pantalón está como nuevo. Es más, creo que está mejor que nuevo. Luego te lo explico.

Quizá toda la ropa deportiva, pero especialmente la de Jeanstrack hay que analizarla desde dos caras: el estilo y la función.

Respecto al estilo, lo he llevado muy a gusto, he salido con ellos y he ido a lugares donde había bastantes mujeres hermosas.

Me gustaría poder hacerlo, pero no puedo. Así que no te voy a decir que se hayan fijado en mí.

Tampoco lo harían si llevara un traje de Hugo Boss. Creo que toda mi belleza está en el interior. En realidad no sabría decirte en qué lugar concreto del interior, debería estar por ahí, o puede que en el garaje. Dicho esto yo me veo bien con ellos.

Son Slim Fit, superelásticos. En mi caso he usado la talla S, y es importante decirlo: creo tallan bastante grande. Debo tener el culo pequeño pero no uso casi nada de la S.

El caso es que cuando me los pongo recién lavados los noto apretaditos en los cuádriceps, pero enseguida voy cómodo, muy cómodo.

Estéticamente están chulos, el acabado me gusta mucho. No tienen ese aspecto desgastado y desgarrado que tanto se lleva, pero a mí me gusta así.

Como te he dicho los muchos lavados apenas se notan. En algunos lugares hay ligeros cambios de tono, por el uso. No son ni mucho menos marcados, son marcas muy naturales. Y es algo que entiendo que mejora su estética.

Así pues por resumir es un pantalón cómodo y guapo para ir por ahí aseado y a gusto.

El otro gran aspecto es el funcional, y ahí he tenido un pequeño problema. Yo soy quien lo ha tenido, el pantalón no. Y bueno, creo que para lo que interesa aquí, lo he resuelto bien.

El problema es que se trata de un pantalón para bici “urbano”, pero yo soy más bien rural. Uso mucho la bici, o las bicis. Pero no hago un uso urbano.

El uso que le doy es más rudo, más agresivo. Es mtb del de verdad.

Y eso, para probar la funcionalidad y durabilidad de un panteón, en realidad es mejor.

Así que lo que he hecho es usar el pantalón en mtb del que yo hago. Es un mtb en el que pillo tantas sendas como puedo, bajando y subiendo, tirando mucho de tija pija, entrando y saliendo del sillín, apretando en la punta en subidas al límite, …. Todo eso.

Y me ha sorprendido mucho.

No sé, al ser tan elástico se adapta perfectamente al cuerpo, y no se mueve. El patronaje de JeansTrack es de lo mejor que he probado en pantalones de mtb, y el Venice Rince no es una excepción. Entre eso y la elasticidad del tejido es muy cómodo para mtb del serio.

Además tiene trabillas para cinturón. A mí me gusta mucho llevar cinturón en mtb, por motivos que no necesitan grandes explicaciones. El Venice Rince los lleva.

Transpira muy bien, claro, no podría ser de otra manera con un tejido tejano elástico que lleva lycra y coolmax.

Térmicamente pues bien. Es un pantalón largo normal, abriga lo normal, no es una estufa. Cuando vas en bici, a no ser que sean días excepcionalmente fríos, en la zona de las piernas no necesitarás más abrigo.

Y bueno, tengo que decir que es el pantalón largo más cómodo que he probado en mtb. En realidad es una sorpresa para mí, se supone que es un pantalón urbano, el uso mtb que le doy es mucho más exigente en cuanto a comodidad, mucho más.

El tejido es resistente. Es duro para el uso mtb. Tras estos meses únicamente se aprecia un insignificante desgarro, y se lo hice con un serrucho. En lo demás está perfecto

Ni siquiera en la  zona de contacto con el sillín, donde pillas polvo y barro y lo restriegas con el peso de todo tu cuerpo, se nota el desgaste.

Puede que a ello ayude el tratamiento repelente del agua. No sé, lo que sí es cierto es que el pantalón no se ensucia. Vale, ya sé que es oscuro, pero aún así la mugre no se le adhiere con facilidad, ni el barro.

Ya te digo, igual el tratamiento que repele el agua tiene que ver con eso. Es un acierto, el agua hace una gota gorda que se desliza, y tarda en empaparse.

Este tratamiento se va yendo con el tiempo. Pero en el vídeo te explico como resucitarlo.

Sí, he preparado un vídeo para que veas el aspecto que tiene el pantalón tras estos 9 meses de uso. También te hablo en ellos de la hidrorepelencia, y te doy unos consejos casi tan buenos como los de las abuelas.

Te pongo mis conclusiones del uso prolongado del Venice Rince y luego el vídeo:

Estéticamente el pantalón te puede gustar o no, para gustos los colores. A mí el color de este sí me gusta. Hay otro acabado, el Venice Sky, con aspecto envejecido y desgarros.

En lo que se refiere a su funcionalidad y durabilidad es un pantalón que soporta con nota el uso en enduro mtb, es comodísimo por mucho que le exijas. Así que para ir en bici por la ciudad, … Tú mismo. La durabilidad: tras 9 meses está perfecto.

Video del pantalón para ciclismo urbano Venice