Las vías verdes son una magnífica alternativa para ir en bici con niños