No se me ocurre como a ningún aficionado al BTT podría dejar de justarle un ruta por el Riu de les Corces. Si a uno le gustan más o menos las sendas, si tiene mayor o menor habilidad sobre la bici, si está en mejor o peor condición física, … todo esto cobra escasa importancia, por que el entorno te aísla, te transporta y cobra tal protagonismo en la salida que lo demás pasa simplemente inadvertido.  Si, el Riu de les Corces viene a ser un viaje al mundo perdido.

Por ello programamos para  los amigos de BTT Moncada en su segunda jornada de BTT en Morella una ruta vertebrada sobre el Riu de les Corces. Comenzamos yendo hasta los alrededores de sus mismas fuentes para seguirlo hasta el precioso pueblo de Vallibona. Este tramo  transcurre prácticamente todo él discurre por sendas muy. Luego subimos hasta Castell de Cabres, una larga subida que resarciría a aquellos que le piden al BTT esfuerzo intenso y  sostenido. Tras comer en Castell de Cabres regresamos a Morella descendiendo de nuevo casi hasta el río, alternando tramos de senda y pista, esta vez sin lluvia.

La salida, sin ser ningún paseo, era más suave que la del día anterior, y la climatología fue más considerada, con lo que todo se desarrolló sin incidentes de mención y en un horario más holgado, (con más tiempo para las imprescindibles cervecillas reponedoras del glucógeno). De nuevo el ánimo de los participantes fue excelente, y en consecuencia el ambiente inmejorable.